Tú mi odisea

Tu mirada suavemente me golpea,
sin dejarme todo de piedra.
Las olas fuertemente me menean
cuando de tus ojos llegan
al subir y subir la marea.
Preso no me dejas,
y tampoco me liberas.
Ésta es la mi odisea,
vagar y vagar sin pena,
porque te quiero y te deseo,
porque verte yo quiero,
en cualquier sitio, donde sea.
Yo bien sé que tú estás,
y si yo lo deseo, verte puedo,
aunque a la deriva quede luego.
Tú apagas mi fuego,
yo así seguir quiero,
hasta el final, sin miedo.

1+

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas