Tu sonrisa es tal como crepúsculo entre montañas,
tus ojos cual lucero brillante,
al igual que aquella vez,
tienes un gran amor que dar,
Eres mi océano
que fluye sin parar
eres lo que me llena de felicidad
cuando todo lo demás está perdido.
Una vez dicho “la verdad fluye contigo”
estaré en tu busqueda,
siguiendo lo que una vez dejaste
jurando no volver a perderte.
Si me dicen que estoy perdido
sabré que estoy cerca de ti
a pesar de que todos los demás no crean
yo se que estoy enamorado
del ser más hermoso
que existe en este mundo.
Si me encuentro con el ayer,
iré al mañana.
Si existe algo tan bello como tú,
es el amor que te quiero dar.
Lo que una vez fuiste,
es lo que encontraré de nuevo,
recordando todos aquellos momentos
en lo que los demás no importaban,
en el que la vida me dio un sentido,
un rumbo y una misión,
seguirte donde sea, y cuidándote
así mi vida llegue a su fin,
porque mi vida sin ti no tiene sentido,
porque mi vida sin ti no tiene sentido.

0