Trozos de tela

Lava la lavandera
un viejo trapo con esmero,
ajado, cansado, quemado,
tantas veces pisoteado.
Reid o llorad si queréis,
Es sólo eso, un pañuelo,
que no os tomen el pelo.
Nadie quiere hacerle caso,
amarrada la tienen,
para que limpie su mierda.
Y así se gana la vida,
harta está de aguantar mecha,
cerrar y cerrar heridas,
vaya castigo que padece.
Sueña que es realmente libre,
sin límites, sin barreras,
después de cada eclipse,
vuelve a ver que es posible,
y de la profunda pena,
surge una nueva alegría,
que cierra la herida
para que brote la vida.

Poema recitado

0

Related Articles

Sueños

Mi vida,mis sueños,mis alegrías y mis llantos,no es lo mismo para todos,solo para unos cuantos Cuanta magia guardo dentro,siempre para todos la saco,me encanta compartirla…

Responses