Todo está

El ganado está pastando,
atado, despreocupado,
y mientras, al lado, las gatas,
pasan dulcemente el rato,
dan vueltas de un lado a otro,
se están tumbadas un rato,
rayan la corteza del árbol,
se suben a las ramas,
saltándose las vallas.
Mira todas esas plantas,
las enfermas, las sanas,
las más altas, las más bajas,
están ahí, ahí, ahí, y ahí también,
para que las veamos todos,
como estamos nosotros,
donde estamos nosotros,
plantas, nada más que plantas,
profanas o sagradas,
agua del cielo, del río,
agua de una cascada,
agua que la sed nos calma,
y tantas otras cosas más,
que están por estar y ya está,
para poderlas utilizar,
para poderlas aprovechar,
para poderlas disfrutar,
para podernos alimentar.

0

Related Articles

Responses