Soy lo que quieras que sea,
el sol al atardecer,
el viento en la quebrada.
Soy el ladrón de tus noches,
el que te roba el aire,
el que deja tu corazón
sin tormentos y tu boca
colmada de besos.

Soy lo que quieras que sea,
solo porque te pertenezco,
porque me levantaste
con la dulzura de tu voz,
la que me susurró al oído
los primeros versos de
Lorca.

Soy lo que quieras que sea,
tu silencio en las tardes y
los trinos de los amaneceres,
soy las hojas secas y los
retoños, soy la flor, soy el
fruto.
Soy el fin de tu soledad, y
el inicio de mi vida.

Soy lo que quieras que sea

Andrés de Lua

0