Tienes que morir

Perdóname, pero debes morir.
Todos morirán, pero tú debes sufrir
Y sentir el odio sobre ti.

Así aprenderás a amar desde el cielo o el infierno o lo que sea,
pero debes morir.

Y sí, Cristo es vida,
Pero yo soy muerte.
Te aseguro que no camino solo,

Y no sufro solo. Lo quiero sentir todo,
¡Todo! Hasta lo infinito… soy un hijo de la carne, necesito matar mi cobardía, mi pasado y mis heridas.

Quiero ser libre o encadenado en el placer, pues siento un sentimiento de exasperación por no ser Dios.

¡Dios de las alturas!
te dedico mis rabias,
A María y Cristo, mis cobardías.
San Miguel recibe mis ataques y
A ti, Dios, te doy todo mi ser.

Related Articles

Responses