Testimonio de un hombre que ama

Por medio de algún talento,
Te veo, te acaricio, te siento,
Como la primera vez que hablamos,
Frente a frente,
Labio a labio,
Más de una era de distancia
Nos separaba,
Pero eso no impidió
que las palabras se escucharan,
Pasó el tiempo junto con los besos,
Las cursis sonrisas
en nuestra boca asomaron,
Tu con tus ojitos de cachorro,
Tan lindo, tan hermoso como eres,
Te ponías nervioso si decía un piropo,
Más aún si sabías que era verdad,
Tu mano en síntonía con la mía,
Creaba un lazo,
Una unión diferente a lo habitual,
Besos, mimos y caricias
Nunca podían faltar,
Y así ha continuado nuestra historia,
Nuestro mito y verdad,
De lunes a domingo,
Del día a la noche,
Del invierno al verano,
En nuestra cama soñamos,
Pensamos, conversamos y nos amamos,
He de suponer tontito, que algún comentario estúpido de m boca habrá salido,
Tú con un sonrojo me dices te amo,
Y yo con mi silencio te digo también.

0

Related Articles

Responses