Tendrías que estar aquí.

Tendrías que estar aquí, como otras veces.
Y yo tendría que estar dedicándote los fuegos; cada estela de luz. Para que te deleiten.
Y pensar en ti tan fuerte que te sienta cerca; conectados.
Y enviar al cielo los deseos de las cosas imposibles.
Y vivir por momentos, los pensamientos más profundos como reales.
Sí, tendrías que estar aquí.
Por San Juan.
Como otras veces.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas