Tejedor de calamidades.

Confecciono tus miradas
y recojo tus recuerdos,
colecciono lo que pierdo
abandono mis pisadas.

Con una herida en el ojo
que me impide reconocer,
aquello que pasó ayer
hoy queda hecho despojos.

Deteriorándome con perjuicios
arropandome con vileza,
tan grande como la maleza
toda la raíz de mis juicios.

Dejando mi alma con ríos de estragos
acariciando mi pecho con gotas de ruina,
alejándome de una realidad tan cretina
donde no consumo lo que pago.

Vagando entre penas
y tatuando mi mente,
erradicando el presente
cazador de mis venas.

Anhelo llorar, dormir y llorar
hasta secar mi aliento,
hasta tocar el viento
hasta verte una vez más.

Espero reir, escribir y esperar.
para volver a nuestros tiempos,
o renombrar un sentimiento
sin tener que recitar.

0

Related Articles

Responses