Lanzo dos rosas al mar.
Una para recordarte,
Otra para continuar.

Desde tu muerte nada ha sido igual,
Desde ese día, no me eh vuelto a levantar.
De blanco despides años de soledad,
Bordados de recuerdos para tu tranquilidad.
Será que algún día te vuelva a encontrar?,
Yo te sigo esperando, como si no hubiera final.

Recuerdo tu caminar,
Las historias que repetías, las volvería a escuchar.
De tu mano nada podría salir mal,
Ahora con flores te visito en tu nuevo hogar.

Si algún día me regalaras,
cuatro segundos de tu tiempo.
Me alegrarías la vida,
Y ni cuenta te darías de eso.

0