Te sé de memoria.

Ahora voy entendiendo
por qué se esconden las palabras
por qué se hace de día
en mis rincones más fríos.
No importan tanto
no tienen importancia, las palabras
ni los versos que con ellas construyera
ellas lo saben y por eso no surgen
ni aparecen, ni salen.

Lo importante es la historia
el momento mágico que esconden
cuando, por su gracia iluminan
los sombríos caminos que recorren.
El hecho que dibujan
la magia que van guardando
celosas y no comparten
que quieren para ellas mismas.

Yo no sé mucho de conjugarlas
manejarlas con suavidad extrema.
Yo sólo te sé de memoria
cuando dejas caer tus labios en mi boca
no me importa las palabras
lo que digan o piensan
el secreto que yo guardo
saciará por siempre mi memoria.

Yo no sé encontrarlas
ni podrán nunca estar a tu altura
dejo mejor que se vayan
o se coloquen con cierta soltura.
No me importa
es lo de menos, las palabras
cerrar los ojos, ver tu cara
es lo que deseo cada mañana.
No dejes de regalarme “sorpresas”
aunque no pueda expresarlas.

0

Related Articles

Responses