Te llevaste mi primavera

Zapatos de arena,
rio en quiebra
Donde se bañan las almas perdidas,
y nadan sueños truncados,
donde en los juegos nunca se gana.
Y dejaste huellas imborrables,
adorables,
en las que reposo mis pies
y quedan pequeños.
Y el diablo se ríe de mí,
burlón se aleja,
diciendo “ya hay mucho fuego aqui”.
Mi corazón se retuerce una vez más,
ingenuo, incapaz.
Y te eché de menos
antes que te hayas ido.
Te llevaste todas las flores,
dejándome un invierno sinfín,
también mis mejores besos
y mis más oscuros secretos.
Déjame quererte aunque sea está noche,
te regalo mis últimos soles.

+1

Related Articles

Responses