Me gustas muchísimo, me gustas desde que te vi por primera vez, no es solo que seas preciosa, si no que eres inteligente, culta, simpática, buena persona, amable, divertida, feliz… en definitiva eres absolutamente perfecta, y estamos hechos el uno para el otro, aunque todavía no lo sepas y no lo quieras admitir