Cuando la noche apaga la luz
Y la luna se aparece en el cielo,
Estás en mi mente siempre tú
Con tus acaricias en mis sueños.

Tan inolvidable e irresistible
Es una forma de pensar en ti,
Y al mismo tiempo tan horrible
Es saber que tú no estás aquí.

Una taza de café en mis manos
No me deja ningún sabor de ti,
Y el silencio me roba las ganas
Y los respiros que te compartí.

Como te explico que te amo
Sin unas razones y excusas,
Y quiero tanto que me llames
Por mi nombre en puro ruso.

Tan inolvidable e irresistible
Es tu forma de estar paciente
Al amor que parece imposible
Y que no es así en la mente.

Yo también te llevo muy cerca
De mi corazón cada momento
Y sabe muy bien este cuerpo
Qué la vida sin ti es un tormento…

0