He notado una laceración desapercibida.
Alguna cosa recorre mi ser.
Se mueve sinuosamente con amor plácido
Está en un abanico de destellos poderosos.
Comienza acechar cada neurona .
Ellas tiemblan ante su proximidad.
No están cómodas , sienten pavor desmesurado.
Asfixia a la neurona y liba su esencia energética.
Impregna su ser a cada una de ellas.
Un código secreto de simbiosis en arquitectura.
Es una carcoma que ha anidado con tentáculos sibilinos.
Me siento diferente, desgobernado, sin rumbo diáfano.
Cada vez más comprimido ,me lleva, me acaricia, me habla, me susurra.
Me ha llevado al saliente tenebroso más alto.
Es una noche magnífica , con luna enigmática.
Me balbucea​ al oído un murmullo de terciopelo.
Solo un paso más y siento la ingravidez ,el aire me abraza ,falsa libertad recorre mi ser.
Decrépitamente​ abandona mi cuerpo.
Ya no me necesita, he sido ninguneado .
La sangre encuentra nuevos surcos.
Las plaquetas huyen despavoridas al infierno provocado.
La sedosa linfa acaricia a cada órgano y los acompaña en su decadencia.
Huesos desmembrados son coleccionados por​ animales.
Una escondida neurona resurge del caos.
Me permite oler la hierba húmeda.
Es lo que quería ,huir del todo.
Deseaba tantas​ tantas cosas y me perdí.
Demasiadas emociones en un recipiente que no sabe vaciarse.
Una hormiga se hidrata de mi lagrimal.
Un sueño quizás?