Mary, Soy tu amigo, Pero no ese Que estará contigo cuando rías Y goces de la vida o el placer, Ni el que te acompañe por las calles Cuando disfrutes del caminar, O el que rozará tu mejilla O ceñirá tu talle al bailar. Soy tu amigo, Pero no ese Que pretenda causarte ilusiones Y que aspire tus labios besar. No soy el que a tus celebraciones Una invitación recibirá; O el que sus amores en confianza A tus oídos declarará. No soy ese mi Mary linda Ni lo seré. Soy tu amigo, pero aquel Que cuando llores allí estará. Soy quien llora, Soy quien ruega Constante al cielo que nunca el llanto Apague tu sonrisa radiante Y atormente tu dulce semblante. Soy el que en perenne silencio mantendrá oculto su gran dolor Por tu desprecio, virginal flor. Soy quien tus lágrimas beberá Para apurar tu copa de angustia, El que aun muriendo rogará Que seas librada del pesar Y nunca jamás debas llorar. Soy solo tu amigo tato.

0