SORTILEGIO…

SORTILEGIO…

Cuando las miradas furtivas no son suficientes,
cuando las palabras de deseo cruzan el viento
Se siente en el ser que falta lo ardiente,
que alimente la piel y corte el aliento.

El recuerdo se nubla esperando el momento,
el pensamiento dibuja esos instantes de gozo;
nuestro corazón tiembla como depredador hambriento,
y la sangre corre con prisa, sin medio reposo.

Nuestro cuerpo presiente el contacto…la caricia,
los brazos dibujan ansiosos la silueta amada.
Los ojos esperan. Saben de la febril delicia…
que será tocar la rosa de rocío bañada.

Al fin el instante soñado. La visión se torna real.
Las mariposas golpean sin piedad y sin calma,
El aljibe brota de la tierra turbulento y ansioso;
y una lágrima se asoma de lo profundo del alma.

Las sonrisas gritan, la mirada fija, el deseo anclado
los cuerpos se acercan con retenida angustia;
los brazos se juntan, se entrelazan…se aprietan.

El calor de la piel se siente sin grados, sin límite,
los cielos se unen, las palabras se agrietan…
Y por fin los labios se funden en un beso esperado.

Barranquilla, Septiembre 22 de 2020
Álbum: Recuerdos
Fernando Bedoya Manchego

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas