Soneto a una Dama de Sereno Mirar

Tu sereno mirar señora mía

De mis heridas bálsamo consuelo

De mis penas de amor, de mi desvelo

De mis sueños razón, de mi alegría

Tus ojos en mi oscura noche guía

Esplendorosos brillan en el cielo.

A su radiante luz perdido apelo

Reluciente fulgor del mediodía

Sin tu mirar profundo no sería

Mi vivir un vivir que aún valiera

La pena ser vivido amada mía

Si por tus dulces ojos yo muriera

dulce muerte sería vida mía

Otro sino mejor no me cupiera

+1

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas