Son tus versos

Ahora que me escondo,
que nada me retiene,
en mi soledad anhelada,
sintiendo el agua que corre.

Ahora espero, descanso,
voy sintiendo tu llegada.
Y sin falta, ya oigo tus palabras,
tus versos, tu rima soñada.

Y provocas mi sonrisa,
e interpretas mis miradas,
solo tu sabes leer,
lo que mis ojos hablan.

Vacías de miedo mi mente,
y jugando con el viento
acaricias mis cabellos,
enloqueces mis entrañas
mil colores aparecen
al roce de tus manos
sobre mi cara helada.

Se estremecen mis sentidos,
das alegría a este alma
que aún vive escondida,
no olvida, no calma.

Porque son tus versos,
tus bellas palabras,
que me sacan de rutinas
que enamoran cada dia
esta lenta y eterna…
esta sencilla y simple
vida mía.

0

Related Articles

Calma

La calma que contemplo en tan inmenso paisaje de espesura colmada de verdes trazos y amarillos llanos, de cantos, susurros del viento, ramas secas y…

Responses

Ir a la barra de herramientas