Sobrevivir

¿Cómo saber vivir cuando no sabes amar? ¿Será sobrevivir?
cuando el dolor de cada amanecer es una punzada al corazón,
cuando el peso de tu cuerpo se asemeja a una montaña,
el cansancio de estar y no estar, sonriéndole a la vida,
dándole las gracias por pisar esta tierra, a pesar de que
no pasa un día que quisieras no despertar, letargo de
un sueño infinito, sueño sin final que te otorga un final.

El final que buscas desde años atrás y el cual te ha sido negado.
Como cuando el viento arrebata y golpea tu cuerpo,
haciéndote saber que sigue aquí, a merced inmerecida del
momento y la sabiduría divina, como poesía fidedigna
de la vida, incitándome a disfrutar cada una de sus maravillas
las cuales ante mis ojos nos trascienden, como si no pudiera
percibir los colores y mi alma pudiera solo apreciar los tonos
blanco oscuros y sus matices volviendo todo grisáceo,
sombras que no olvido de un pasado imborrable y futuro
incierto donde ni siquiera me imagino, donde no estoy presente.

Lagunas en mi mente causadas por sufrimientos, desgastando
cada pizca de amor y felicidad que una vez sentí, remplazando
las piezas como si de un rompecabezas se tratase, obligándome
a sentirme culpable de no poder reconocerme, no importando
cuantas veces pueda verme al espejo, lo único que veo es
soledad.

0

Related Articles

Final

Declaración final: culpable Todo tu una obra de arte Toda yo una artista inestable Juntos: equilibrio y desastre Tu cuerpo reflejado en el espejo de…

Responses

Ir a la barra de herramientas