Sobre lechos de Tisana.

Farolillos de colores
Se te encienden al mirar
En el brillo de esos ojos
Que acaban de abrirse en par

Tu cuidado es infinito
Intentando manejar
Ese diseño exquisito
Imposible de igualar

Con tus pasos acompasas
Los latidos de tu esqueje
Convirtiendo tus abrazos
En el más seguro fleje

Frágil como porcelana
Perenne mantenimiento
Desde la marcha al adviento
De la noche a la mañana

Noches que soportarás…
Sobre lechos de Tisana

Entreabres cobertura
Y te estalla en la cabeza
Una explosión de dulzura
Que revienta tus costuras
Y tus vicios endereza

Ya cautivo y desarmado
Para siempre has de quedar
No puede haber elemento
Que te prive del momento
En que te cogió el pulgar.

0

Related Articles

Responses