Sinceramente te lo digo, para que no olvides cuando intentes regresar conmigo, esta dura definición es para siempre, a petición de mis mas caudales sentimientos y estos firmes versos que la guerra de los dias ha hecho, no te miento fue algo interesante el haber soñado a tu lado, pero en un abrir y cerrar de ojos se fue consumando esa ilusión, te lo digo llanamente, sin residuos poco amigables que en su momento fueron dados por la causa de tu adiós que dictaste en mi piel mas franca y percedera, no fue tu culpa, ni la mia, solo fuimos dos armas en plena guerra que se encontraron en una revolución sin tregua, pero que mas digo, soñadora de bastos paisajes en el viento que al final cayeran con justicia plena en las ruinas del ayer consumado, sinceramente te lo digo con el alma firme ya no te necesito.