Ven-le dije- canta conmigo
y entrégame la sonrisa divina que atesora tus labios,
hazme cómplice de tus secretos
y permite a mis dedos ser los guardianes
de tu piel excitable.
Que sea yo el protagonista que convierta
tus suspiros en leyenda, que sea yo
el único que conozca lo serena que eres
mientras besas en la soledad de un mundo disperso.

Los poetas-me dijo-son cada vez más locos…
y los locos-le dije-son cada vez más genios.

0