Todas mis acciones, contraproducentes.
Todo mi empeño, errado.
Todas mis peticiones en vano.
La mentira recorrió tus oídos
Mas veloz que mi voz al despertar
Del sueño profano inducido.
No llegaste a escucharme decir;
”Aun estoy vivo”
Y por eso me visto de negro otra vez.
Y por eso me camuflo
Con retazos de la noche,
Y por eso acompaño a los sin retorno,
Que alguna vez cuidé.
Tiritando entre los nudos navales
Todas tus invitaciones, fervientes.
Mi positivismo natural
Se suicida mil veces
Sobre la tumba de tu suicidio hostigado.
Será que la muerte envidiaba tanto
Nuestra dicha que te llevó,
A pedido de algunas bichas
Sórdidos mortales con sátiras
De acendrados sentires.
Filofóbicos que creen
Que averiados estamos
Los filantropos
Al no portar protervia,
Que amarnos tanto
Es un biológico error
Y cargasen de odio sus armas
Rompiéndonos por venusino rencor.
Y por eso me visto de negro otra vez
El sin retorno será lo único que protegeré.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS

0