Si es que puedes entender…

Para ti no existe lógica, ya que en tu vacío cráneo no hay sino moscas.
Si pudieras entender lo fácil que es para mi cambiar las leyes que los demás crean;
puedes sentarte a escuchar, pero recuerda: eres lo suficientemente sorda
como para no entender lo que para los sabios es poca cosa.

¡Ay de ti! que no sabes que todo está al revés, el juego empieza otra vez:
un rompecabezas hecho de sombras que tú no podrás entender.
Desde el principio ya estaban hechas las cosas, ¿acaso me crees idiota?
No te enojes conmigo, pero ten cuidado de enojarte contigo,
porque quizá llegue un momento en tu historia que alguien te cuente todo lo que has sido:
no te enojes contigo, simplemente no podías entender,
que yo juego muy bien y tú eres solo una ficha más en mi ajedrez.

+1

Related Articles

Responses