Pataleo contra corriente, contra un monstruo que no veo pero que percibo fuerte.
Me pregunto, que es mejor que te ignoren o te acepten, sea lo justo o injusto, cause alegría o dolor.
Quizás sea lo mejor, que decida cada uno lo que dicte el corazón.
La vida tiene derechos de madre y padre al nacer, y necesita de ambos para así poder crecer.