Sentimientos

Y allí estaba yo,
con mis sentimientos congelados,
no los expresaría, sino los escribía,
teniendo una esperanza,
de que los leerías y me amarías.
En esa tarde lluviosa,
te los confesaría,
pero me di la vuelta,
y dije que te olvidaría.
No fuiste tu sino yo quien tuvo la culpa,
ya que no me di cuenta,
que nunca me amarías
mirándome al espejo,
llorando sin parar,
entendí que tal vez,
jamas te seria especial.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas