Mira como juegan madre
los niños en la plazuela,
balones de mil colores
bajo un cielo de seda.

Y va embriagando el camino
una dulce melodía,
son los álamos del río
cantando a la luz del día.

John C. Deer.

0