Sendero misterioso

La vida es un enigma.
Un trayecto dispuesto para transitarlo.
Indispuesto en sus facetas, difícil entenderlo.
Presuntuoso de su aporte, un placer disfrutarlo.

Su esencia contrapuesta provoca aturdimiento,
su tersa bondad vigoriza la esperanza,
su redentor divino origen el reconocimiento
mientras su incógnito final la desconfianza.

La acidez de la tristeza induce al desaliento,
las lágrimas vertidas, negación a la entereza.
La balsámica ventura el ánimo endereza,
inyecta lozanía al cansado pensamiento.

El éxtasis de la opulencia nubla la razón,
la ilusión prevalece firme y confortante.
El agobio lacerante de la amarga privación,
desfigura la fe a un letargo sollozante.

El frenesí de la alegría asiste la osada abulia,
representa en escena una amena tertulia.
El tedio y la costumbre, su irritante insipidez,
urgen el tercer acto ante colosal insulsez.

Disfruta tus momentos con toda la intensidad,
ignorando el conflicto de esta contrariedad.

Mucio Nacud (autor) 2019
Derechos reservados

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas