Soy un campo yermo que a lo lejos ve un sembrado,
ya mi corazón no alberga el ansia de tenerla en mis brazos,´
como el mar tiene a la arena o el viento a los pájaros.

Dónde quedó todo aquello?

La abrazo y no siento nada,
me quedo hueco y vacío,
insecto en la tela de la araña,
tronco de árbol caído,´
inerte, solo, sin entrañas.

Y ahora dime.

De qué?
De quién?
De cuáles ruinas me hablas?