Un loco se cura con un abrazo
Y un psicópata con un balazo.
El primero daña casi tanto
Como el segundo,
Mas la diferencia que lo expía
Es que su ataque se debe
A una desnivelación química,
Y no a una maldad crónica.
El primero no planifica,
Espontáneamente
Y sin causa aparente,
Te mortifica.
El segundo con cruel alevosía
Premedita mil formas
De liquidarte a sangre fría.
Sigue aparentando
Continua sonriendo
Y su mente ya se adelantó
A justificar su huida
A concadenar su coartada
A borrar su rastro
De la criminal morada.
La principal disparidad
Entre un psicótico
Y un psicópata
Es que el primero
No es consciente,
No sabe porque
Hace lo que hace,
El segundo
Lo sabe
Lo calcula
Y tergiversa,
Hasta salirse con la suya.
Aunque causen
Similares estallidos,
Un psicópata complota,
Y un psicótico dentro de sí
Explota,
Y por daño colateral
Sin intencionalidad
Impacta a los cercanos.
Por eso a algunos
Los abarco con mis brazos
Curándoles del mundo
El rechazo,
Y a otros impiadosa los cubro
De espinosas rosas negras.
Sin manos ya no golpean,
Así sus cardos ya no pinchan.
No he de soslayar
Que no todos los psicópatas
Son asesinos,
Pero todos los asesinos
Son psicópatas.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS