Juntos por una veta unida en pensamientos
la lejanía nos devasta atormentándonos;
El volcán del rojo interno
atrapado por un gran muro bloqueado
rugiendo en las enervantes noches de verano.

Pánico en plena oscuridad
esclavos de una sociedad corrompida,
aspirando materia radioactiva y a su vez
muerte que con premura se aproxima;

Chispa reflejada en un fragmento de cristal,
intento de un furioso grito sin gloria,
el famoso disfraz del “perfecto payaso”
atemorizándonos con un final desalentador.
Y los días continuarán trayendo crueldad;
Sentíamos que nada podía compararse…