Tuve fiebre tanto tiempo
Que quedé atrapada
En el limbo de los muertos
Adolecen hasta las articulaciones
Y muchas otras partes
Que no obedecen las razones
Se abren cicatrices
De perdidas lejanas
Una fosa se cava
Y puede que sea mi morada
Hacer de una tumba un refugio
En un letargo inexpirable
Mas quisiera que todo fuera un viaje
Y que en su vuelta
Soles de septiembre me abracen
Donde nada fuese irrecuperable
Donde todo fuese un gesto amigable
Donde la vida se sirviera como un sabroso brebaje
Y ya sin pesares de torturas durante añares
Me acobije incondicional tu amor entrañable
Quisiera retornar
Como las flores en primavera
Como la nieve en un invierno en la pradera
Como mi corazón que siempre espera
Fe aún estando crucificada
Una recompensa que equivale tanta carga
Sobre la espalda mas delgada
Con la daga mas clavada
Y hasta la hemorragia se detiene
Por la esperanza de ser renovada.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS