Reflejos

Un día la luz difundida,
quedó bien recogida.
Su cara quedó guardada,
su piel aterciopelada.
La obra no estaba acabada.
Algo hace tiempo olvidado,
de nuevo estaba pasando,
no estábamos preparados,
no estábamos protegidos,
íbamos improvisando,
corte y confección de bolsas,
persiguiendo la vida,
escapando de la peste,
engañando a la muerte,
cuidando, protegiendo,
ahorrando horas de sueño,
durmiendo con un ojo abierto,
y mientras todo pasaba,
aislados, de casa al trabajo,
y del trabajo, a casa aislados,
ni familia ni allegados,
bastante precarizados,
tras años recortando.
Fue mirarse al espejo,
y pensar estar despierto,
en un asqueroso sueño.
Pero, ¿quién es este viejo?
quedó un poquito en suspenso,
y se dijo medio en silencio,
mejor no hablo de lo de dentro,
aunque sea bueno hacerlo.

0

Related Articles

Responses