Hay veces que tengo ese sueño otra vez, en donde estoy tomando tu mano justo cuando el sol se esta despidiendo, escucho tu voz y mi corazón tiembla. ¿Recuerdas la vez que te dije que eras todo para mi?, si ya lo olvidaste, entonces te lo hare saber una y otra vez cada que mis suspiros rocen tus labios. Es tan extraño recordar la veces que te ame con desespero, fuiste y serás el viento que calmaba todos mis miedos. Últimamente he pensado en tus ojos y en el brillo que los cubre, al parecer no te deje de amar, pero como podría dejar de hacerlo, si tu voz se colaba en mis venas y le daba sentido a mi ser. Justo ahora podría decir un simple «te amo», pero en vez de eso, solo diré que tu nombre invade mis pensamientos y mi cordura se convierte en una bella locura.

Comparte esta entrada:

Compartir en LinkedIn Compartir en WhatsApp Compartir en Telegram