Recuerdo azul

Mil ideas se sacuden en mi mente, es imposible detener el carrusel que gira sin control mostrando el pasado idealizado, como sólo la imaginación puede concedir, pues es sólo humo.
La falsedad de la añoranza, la envidia de un mejor pasar, pero lo más duro es la madurez de saber la verdad, esa verdad incorruptible que te refresca la imagen de tal falso edén.
Días dorados se funden entre mis manos, delgados cabellos dorados, apenas hilos lo unen a lo que queda de mi cordura y por eso cada noche sin excepción me encuentro hundida, sumergida sin ver el amanecer, revolcandome el el febril recuerdo de una ilusión de desierto azul.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas