De la flor blanca
que nace del alma
florecen los rayos intensos
del amor del corazón.
Como los rayos de amor
de las flores cepillo
que brotan del amor del corazón
a quienes aman su corazón .
Como la paz y la felicidad
que guarda un corazón,
como una madre de corazón
hacia los brotes del alma.