Quizás algún día cantará mi corazón de alegría,
Bailarán mis sueños en su poesía
Perderán el control mis deseos,
Y vestiré de azul esta ansia mía.

Quizás algún día,
Olvidarán mis ojos el llorar de tristeza, y
Mi rostro marcará una alegre línea.

Algún día habrá sol en la campiña
Y el verde limón envolverá mi vida.

Entonces en fiesta mudaré la hacienda
Y el viento traerá un nuevo aroma, dejaré esta corona mía
Y mis alas me llevarán muy lejos.