Quisiera que mis palabras
revitalizaran almas,
inspiraran a las masas,
agitaran horas calmas.
Quisiera profundos versos
que en memorias se clavaran,
que apasionaran los besos
y la lucha enarbolaran.
Quisiera gritos feroces
que en las calles retumbaran,
como si un tumulto de voces
un himno nuevo entonaran.

Yo quisiera y es lo que quiero
que en tus oídos se clavaran
estos versos de la nada
y no fueran pasajeros,
sino que en ellos pensaras
además, siendo sincero
como de un sueño ligero
en tu mente se tratara.

Que yo veo en esta tierra
en oquedades, grandeza,
no en el ámbito de guerra
sino en su pueblo riqueza,
pueblo castellano y amable
de picaresca zalamera,
que no es un cordero afable
más bien una bestia fiera,
pueblo que has de combatir
todo mal que interfiera
y que hacerte daño quiera
recuerda siempre resistir.