Quieta noche azul- por siempre.
Mueves como el viento, lento y suave viento
haciendo sonreír en la noche, como ningún presentimiento
magnética, sonriente, afligida e iluminada
mi risa, hacedora y armadura de pelo negro
y labios carmesí.
El universo cuelga el teléfono,
y el cosmos destalla en mi estómago
el big bang, big.
Bang.
Luces estruendosas,
Cazadora del oro en el trópico de cáncer,
¡Soy un chico en amor fantaseando en papel!
Reescribamos el velo de esta noche azul,
Y llévame cuando esto haya terminado,
Por siempre,
pagaré con mis besos.
Mientras mis ecos invaden tu razón más
preciada: tu bello corazón.