Que me haz hecho bello mago,
que mi corazón haz encontrado
tirado, desechado
y lo haz embrujado,
hechizado.

devuelve lo que te haz quedado, ladrón,
devuélveme mis pensamientos que te haz apropiado
de manera desesperada.

como nuestro ultimo beso

son altas horas de la noche y aquí me tienes,
pensándote, imaginándote y recordándote
recogiendo mi rostro con caricias,
necesitándome.

quédate conmigo, chico mago