Quebrando el silencio…

… en la debilidad
De una solitaria
Y embriagada de almas,
La madrugada se viste de frío
Respirándose aún
El despertar, las legañas
Y la sinfonía de desacompasados bostezos
Del desinteresado gentío…
Tras la cortina de niebla
Que no existe
Y ese humo incrustado
En la piel…
La figura segura de un hombre
En alto,
Quiebra el silencio
En espinas, sangre e hiel…
Avanza lentamente
Y quebrando el silencio
Derrama su dulzura y su dolor
Aferrándose como suya
A una Cruz, de todos, fría…
Camina y se pierde
Quebrando en sus pasos
La lejanía…
… la sorpresiva madrugada
Se maquilla
De cera derretida
Y tras la figura de ese hombre,
Su sombra tocada
En llantos y penas sostenidas,
Se mezclan, se alegran
En un inagotable océano
De desgarrador incienso
Transportándote a su dolor
Y a su soledad
Mientras se quiebra el silencio
… una túnica, un hombre
Una figura en futuros clavos,
Pelo largo y cuerpo púrpura
Sus pasos en sombra y debilitados
En una madrugada Ya, marchita
Preludio de algo insoportable
Que aún no ha llegado…
En esa niebla que no existe,
Tras tu alma
Y la figura de ese hombre
… el silencio ya se ha quebrado

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas