Hoy, en los días en que todo tiene un precio
Tú y yo tenemos la alegría que nadie puede pagar
Cómprame el alma con un beso
Yo arrendaré tu amor
Con el abrazo de la mañana antes de enfriar
No hay garantías ni libro de reclamos pero si esperamos igual podemos ganar
¿Dinero? !Claro que no!
Estimado Inversionista internacional
Lo que nosotros tenemos no se puede tasar. Lo siento mucho
En algún momento
Quizá en el más allá
Alguien abra los ojos
Y comience a regalar
Sin que le vuelen los sesos
Sin que una soga envuelva su cuello
Y digan que se fue a suicidar
Alguien que regale sin campaña electoral
Sin apelar a la lástima de estar vivo
Un Jesús pero de verdad
Sin milagros de otro mundo
Sin dañar el mundo real
Sin santísima inquisición
Sin abusos y quizás cuanto más.
Yo, hoy solo tengo esto
para regalar.