¿Qué espero?

Espero no volver a escribir algo como esto.
También lo hice esperando no volver a coincidir,
caminar por la arboleda o terminar en la terminal.
Como esperé conservar la mitad, no huir ni echarme para atrás;
prometiéndome correr, o agachar la mirada, pero no los dos.
Haciéndome saber lo que quiero, esperé tranquilidad.
Creyendo que puedo seguir, como también lo hice todas las veces.
Anhelando ser yo, pero sin saber quién soy.
Como todo lo que he escrito, sigo esperando.

Porque no será el final; porque no puedo dejar de encontrarnos,
de recordar “sarang”, de cambiar la dirección, de querer el mundo entero, de buscar un yo.
Y seguiré esperando porque no dejo de escribir incluso ahora.

También deseo contra mi voluntad. Pero, cariño, nunca me arrepentiría de mis acciones.
Y es curioso que, yo esperando evitar el futuro, tú deseas matar el pasado.
Ahora entiendo un poco más sobre el espacio exterior.
Y desde hace tiempo que mis letras ya no cargan ningún tipo de cadena.
Ahora me enfrento a algo mucho mayor.
Ojala lo próximo que redacte, sea acerca de mi evolución.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas