Punto de quiebre

Mi corazón muy apenas late, mis palpitaciones casi nulas, mientras el nudo en mi garganta rompe la barrera, mi acorazado corazón palidece sollozando mientras que el dolor y la tristeza gobierna mis ojos provocando un desfile interminable de lágrimas, gotas llenas de sentimientos poderosos y un vacío inmensurable, mi voz desaparece por completo al no contar con las fuerzas suficientes para emitir sonidos, mi mente me traiciona y estoy a merced del miedo, miedo de no ser ese hombre bueno que este mundo necesita, el hombre que puede hacer un cambio y el hombre que las personas que me aman se merecen. Inmerecido de todo lo que me rodea sufriendo mientras más recibo de ti y de todo, arrepentido por un pecado que no sé si cometí, derrubandome mientras trato de mi construirme, desmoronandome lentamente en agonía, consumiendome en pleno caos mientras mis demonios me susurran fervientemente sin parar cosas que no puedo plasmar, pero las cuales se asemejan a un abismo. Pero aún así haciendo una tregua conmigo mismo para poder seguir un día más, doblegando a mi melancolía a pesar de sentir cierta voluptuosidad de todo mi infortunio, negandome a morír, protegiendo mi última brasa, sin fuego alguno que alumbre mi oscuridad, casi al punto de quiebre me vuelve a salvar el amor.

1+

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas