Prudente

¿Puede un joven ser prudente?
a los viejos los honra el tiempo,
el reloj marca la hora exacta.

¿Puede el dolor volver a un necio
dueño de su locura, o acaso sabio?
la luz del cielo ha durado tanto…

¿Quién puede mentirle al que ha llorado?
todos los caminos son errados,
más vale sentarse a enterrar los huesos.

Una oración puede atraer el cielo,
pero ¿puede una persona permanecer volando?
las alas se quiebran al suave viento.

¿Cuándo un corazón es firme?
¿Acaso puede el recuerdo limpiar las ventanas?
Se quedan ciegos los que anhelan demasiado.

Aunque el sabio nace de los errores,
es mejor dejar a unos pocos sean sabios
porque ellos han perdido la esperanza,

A no ser que quieras morir joven,
y eso, ¿para qué? quizá queden las memorias, pero ¿quién llevará flores a tu féretro?

Desde pequeños nos han enseñado a no mirar con rabia,
pues es mejor crecer sonriendo que derramar desde muy temprano lágrimas.

Todo llega a su tiempo, pero hay quienes maduran muy rápido,
su alma es un viejo y su cuerpo solo una coraza.

¿Has visto al hombre de los sueños?
cree saberlo todo, pero no sabe nada; ha inventado historias falsas para parecer más bueno.

Cuando tenga la edad de la desgracia, se sentará a llorar por el perdido tiempo, querrá mirar atrás, pero su flagelada carne y sus desgastados miembros lo dejarán en cama.
Ojala sigas creciendo, pequeño.

0

Related Articles

Responses