PRIMAVERA

Que no se tiente el amor de entregar dulce manjar,
a quien bien sabe amar, y sentirse bien amado,
que los relámpagos de la noche no hacen claros
suficiente, ya por bien o ya por mal, el amor ocupa
un sitial en donde la oscuridad hace trampas que duelen.

Que no se crea el alma inmortal por ser amada de veras,
hay engaños que mucho duelen, cuando se develan
las intenciones verdaderas, de quien por capricho o por
soberbia, cree que tiene poderes de primavera, la de
volver piedra en corazones y hiel en manos tiernas

Que no se engolosine la vida de andar festejando quimeras,
Que más tarda la luz, en que estas bellas desaparezcan,
No dejan huellas que seguir, solo aromas de primavera,
Dispersa todas ellas, vuelven locos a corazones cuerdos,
Y almas felices en almas en pena.

Andrés de lua

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas