Preciosura

Entre tantos caminos y rumbos que hay que caminar, estaba haciendo lo mio y sin lugar a donde mirar, acechando miradas la tuya me atrapó y enseguida tu sonrisa me hundió, sin darme cuenta del momento continue adelante sin saber que volvería a encontrarte, distraido en el instante no sabia que estabas ahí pero tu te percataste, como lo es ya ley natural el hombre acude a la mujer para descubrir los secretos que guarda al hacerla hablar y escuchar la dulzura de su voz que purifica las palabras y le da al ambiente una preciosura fresca,se transforma a un día emocionante que brilla. Emana y transmite su ser por doquiera que ella este.

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas