P@r@ t@d@s

Brazos armados en alto,
sables bien afilados,
mentes muy entrenadas
para dar caza al otro,
seres humanos que se creen
lobos, y ven a otros como
pobres corderitos,
como ratas apestosas,
sucias e inferiores,
que se lo tienen merecido.
¡En qué se han convertido!
Viendo al prójimo así,
se vuelven animales
del todo intolerantes,
reniegan de su condición,
y de la de los demás.
Humanos somos todos,
nada más y nada menos.
Bastante y suficiente
para tenernos respeto,
los unos a los otros.
No hacen falta salvadores,
sino personas que respeten
los diferentes valores,
las diferentes opiniones,
las diferentes opciones.

Poema recitado

0

Related Articles

Responses

Ir a la barra de herramientas