Somos tan positivos como la realidad nos lo permite.
El exceso de esperanza es inocencia
y la carencia de esta es resignación.

JULIETA IALLORENZI

PATENTADO EN SADAIC Y DNDA

DERECHOS DE AUTOR RESERVADOS